Reclamación de producto

Si desafortunadamente recibes mercancía defectuosa, te rogamos que rellenes el formulario de reclamación, que encontrarás en esta página.

Cuando hayamos recibido tu reclamación, la gestionaremos lo antes posible conforme a la normativa danesa sobre compraventa de productos y solucionaremos el problema de la mejor manera posible. Tomando como referencia las fotos que nos hayas enviado, evaluaremos si la reclamación se basa en un defecto de producción o del material, o si puede deberse al desgaste normal.

Si consideramos que la reclamación está justificada, haremos frente a ella normalmente entregando los repuestos necesarios, o bien reparando o sustituyendo el artículo.

Si hubiera caducado la garantía del producto o si desafortunadamente hubieras dañado accidentalmente tú mismo tus muebles de Bolia, no cabe duda de que también puedes ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente de Bolia donde intentarán solucionar el problema de modo que te cueste lo menos posible.

Algunos de los sofás de Bolia se presentan con la parte inferior cubierta con una tela de protección para el transporte. La función de esta tela es únicamente proteger el sofá del polvo durante el transporte. Esta tela puede rasgarse fácilmente, algo que es completamente irrelevante, ya que no tiene ninguna función práctica. Esto no dañará el sofá y, por lo tanto, no se considera motivo de reclamación.

Si, contrariamente a lo esperado, no estás de acuerdo con la evaluación de tu reclamación, dispones de otras opciones. Entre otras, podrás enviar tu queja al portal europeo de servicios en línea para resolución de conflictos ODR (Online Dispute Resolution).

En Bolia, siempre cumplimos con las decisiones objetivas.

Si deseas formular cualquier pregunta sobre una reclamación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por teléfono o por escrito.

Adjuntar imagenes

Imágenes generales

Toma dos fotos del producto en general.

Primer plano

Toma dos imágenes de los fallos concretos. También puedes poner la cinta de medir y/o un bolígrafo para marcar dónde está el defecto.

Daños de transporte

Toma imágenes del embalaje y de la etiqueta blanca fuera de la caja.